El vocablo “religión” se deriva de una palabra latina que significa ligar; en otras palabras, la religión representa aquellas actividades que ligan al hombre a Dios en cierta relación.

La teología es conocimiento a cerca de Dios. De manera entonces que la religión es una practica, mientras que la teología es conocimiento.

La religión y la Teología deben marchar unidas de la mano en la experiencia bien equilibrada; empero en la practica son separadas a veces, de manera que uno puede ser teólogo sin ser verdaderamente religioso, y por otra parte, uno puede ser verdaderamente religioso sin poseer un conocimiento sistemático de las verdades doctrinales.

Si sabéis estas cosa, bienaventurados seréis, si las hiciereis. 2: Timoteo: 2:15