La mejor forma de definir lo que significa aplicación es determinar primero lo que no es. La aplicación no es acumulación de conocimiento. La acumulación de conocimiento ayuda a descubrir y comprender los hechos y los conceptos, pero se detiene ahí.

La historia está llena de filósofos que conocían lo que la Biblia decía, pero no lo aplicaron a sus vidas, lo cual impidió que creyesen y cambiasen. Muchos creen que la meta final de un estudio bíblico es la comprensión, pero a decir verdad eso es solo el principio. La aplicación no es solo ilustración. Una ilustración únicamente nos dice cómo otra persona enfrentó una situación similar. A pesar de que podemos identificarnos con esa persona, seguiremos careciendo de dirección para nuestro caso particular.
Aplicación no es decir que un pasaje es «pertinente». El hecho de asignar a la Biblia condición de pertinente solo nos ayuda a constatar que esas mismas lecciones que fueron veraces en los tiempos bíblicos son veraces actualmente; no nos enseña cómo aplicarlas a los problemas y presiones de nuestra vida individual.
Entonces, ¿qué es aplicación? La aplicación comienza al conocer y entender la
Palabra de Dios y sus verdades eternas. ¡Pero usted no puede detenerse ahí! Si lo hace, es posible que la Palabra de Dios no cambie su vida, y puede llegar a ser opaca, difícil, tediosa y agobiante. Una buena aplicación se centra en la verdad de la Palabra de Dios, enseña al lector lo que debe hacer con lo que está leyendo y lo motiva a responder a lo que Dios le está enseñando. Todo esto es esencial en la aplicación.
Aplicación es poner en práctica lo que ya sabemos (véanse Marcos 4.24 y Hebreos:5.14 ) y responder a la pregunta «¿Y eso qué?» enfrentándonos con las preguntas correctas y motivándonos a actuar (véanse 1 Juan 2.5 , 6 y Santiago 2.17 ). La aplicación es algo profundamente personal, singular para cada individuo. Es hacer de una verdad pertinente una verdad personal, y requiere que se desarrolle una estrategia y un plan de acción para vivir una vida en armonía con la Biblia. Es el «manual bíblico de la vida».
Tal vez se pregunte: «¿Cómo pueden venir al caso en mi vida sus notas de
aplicación?» Cada nota de aplicación consta de tres partes: (1) una explicación que enlaza la nota directamente con el pasaje de las Escrituras y establece la verdad que se está enseñando, (2) el puente que explica la verdad eterna y la hace vigente en nuestra época, (3) la aplicación que le enseña cómo tomar la verdad eterna y aplicarla a sus propias circunstancias. Ninguna nota, por sí misma, puede aplicar las Escrituras directamente a su vida. Solo puede enseñar, dirigir, guiar, inspirar, recomendar e instar. Puede brindarle los
recursos y la dirección que necesita para aplicar la Biblia; pero solo usted puede tomar esos recursos y ponerlos en práctica.
Por lo tanto, una buena nota no solo debe darle conocimiento y comprensión, sino dirigirlo hacia la aplicación. Antes de comprar cualquier Biblia de estudio, deberá evaluar las notas y hacerse las siguientes preguntas: (1) ¿Contienen información suficiente para ayudarme a comprender el punto central del pasaje bíblico? (2) ¿Da por sentado que sé bastante? (3) ¿Evita sectarismos? (4) ¿Se refieren a la mayoría de las experiencias de la vida? (5) ¿Me ayudan a aplicarme la Palabra de Dios?.

TEMA EXPLICACIÓN IMPORTANCIA
Principios Génesis explica cómo comenzaron muchas realidades importantes: el universo, la tierra, la gente, elpecado, Dios y el plan de salvación
de Dios.
Génesis nos enseña que la tierra fue creada sin defectos ni problemas. Para Dios la humanidad tiene mucho valor. Dios crea y sustenta la vida.
Desobediencia La gente siempre está enfrentando grandes decisiones. La
desobediencia surge cuando la gente decide no seguir el plan de Dios.
Génesis explica por qué los hombres son malos: optaron por hacer lo malo. Aun los grandes héroes de la Biblia le fallaron a Dios y lo desobedecieron Pecaron. El pecado destruye la vida de las personas y ocurre cuando desobedecemos a Dios.
Vivir como Dios quiere hace que la vida sea productiva y plena. Dios da Promesas de ayuda y protección a la humanidad. Esta clase de promesa se llama «pacto». Dios cumplió sus promesas entonces y las cumple ahora. Él promete amarnos, aceptarnos, perdonarnos Lo opuesto al pecado es la obediencia. El obedecer a Dios restaura nuestra relación con Él. La única manera de disfrutar los beneficios de las promesas de Dios es obedecerlo. La prosperidad va más allá de la simple riqueza material. La verdadera prosperidad y la plenitud es Cuando la gente obedece a Dios, encuentra paz con Él, con los demás y consigo misma.